jueves, 22 de mayo de 2008

CADÁVER EXQUISITO



Cada vuelta de reloj
Con las manillas de azul cielo
Esperándote sin alguna llegada
Al borde de un sitio cualquiera.

Prisionero de mares encubiertos
Despellejas las ganas
Del adolorido cristal
En una ventana sin rostro.

Tazas de té vacías
Con sabor a herrumbre olvidada
Bajo la luna rosada
Del perro dormido.

Moviéndote sin destino norte
En mecedoras gastadas
Por almas envejecidas
En ventas de descuentos

Ausencias irreparables de ti
Como monolíticas pupilas
Arrojadas en un voto de desesperación
En el desayuno demoníaco de la soledad.

Poema y foto: Haldar F. Savery

6 comentarios:

Edurne dijo...

Ufff, huele, huele a cadáver... eso sí, cadáver exquisito! jejeje!
Muy bien la estructura y la llegada al punto final, a ese "desayuno demoniaco de la soledad"... da escalofríos y todo!
Un besote!

Mario M. Relaño dijo...

Como duele la ausencia y pesa la soledad...

Un abrazo, Haldar.

Os-K-r dijo...

La soledad bien llevada no es tan amarga como pareciere. Un gran hombre, sabio como pocos, me dijo hace mucho tiempo:

"aprende a sobrellevar bien la soledad, pues tú y solo tú, serás la única persona con la que convivas toda tu vida".

Grandes palabras.

P.D.: En realidad me lo dijo mi padre y no fue tan poético. Recuerdo que me lo dijo con un bocadillo de chorizo en una mano, jejeje...

Un saludo :)

Ayanami Rei dijo...

Es increíble y sensible leer esto, sensible sí y mucho!

Os-k-r: Sr, fue muy acertada la frase de su padre.

Saludos!!

Juanjo Merapalabra dijo...

Qué bonito, este poema podría pintarlo un surrealista.

Haldar dijo...

A todos, este poema nacio inspirado en un ejecicio de "cadaver exquisito" que realice esta semana con mis alumnos de español.

Edurne: hasta miedo!! Gracias por leerme!!!

Mario: si, duelen mucho.

Os-k-r: muy cierto lo que decia tu padre. Mi abuela tambien me decia algo parecido y por eso aprendi a disfrutar mis momentos de soledad, los cuales han sido unas veces largos o tras veces cortos..., pero igual han sido disfrutados.

Ayanami: gracias por pasar por aca.

Juanjo: me encantaria ver como quedaria el cuadro final inspirado en mi poema.