jueves, 26 de junio de 2008

DISERTACIONES SUDADAS DE UNA NOCHE DE EXTREMO CALOR



Hace un calor desesperado, de esos que apenas te dejan pensar, en los que parece que deliras, que te falta el aire y rayas en la desesperación porque el aire acondicionado no enfría. Y en medio de esta noche de mas de 35 grados me puse a pensar por qué escribo, cuál es el proceso creativo, el qué que me impulsa a hacerlo. Principalmente escribo porque me gusta (creo que todos principalmente lo hacemos por esa razón), por necesidad de dejar salir los mil monstruos atrapados en mi cabeza. Para darle vida a todos esos personajes que cohabitan mi interior, que van naciendo cada día y se me van amontonando en debajo de la almohada. Las historias, las ideas, se me aparecen en la mente, así de la nada, en cualquier momento, y andan rondándome hasta que les doy liberación al escribirlas. Son historias en las que se mezclan momentos vividos en mi niñez, imágenes vistas al pasar, o de alguna película, o de algún libro leído hace tiempo, de algún recuerdo lejano, de alguna conversación. Todo se va mezclando, armando, estructurando en mi cabeza, a veces por días, hasta que es imperiosa la necesidad de salir. Entonces escribo. Para algunos, mis letras son algo tristes o desesperanzadas, pero eso no quiere decir que necesariamente este triste en el momento de escribir. Creo que no me gustan las historias con finales felices, se me hacen lejanas de la realidad. Pienso que la realidad tiene sus momentos de felicidad, pero creo más en las esperanzas que en la felicidad eterna e inalterable. Me suena como a un cielo angelical rosa y aburrido. La vida esta llenas de altibajos, buenos y malos momentos, esperanzas; así creo que son mis historias. Por muy oscuro que se vuelva el asunto, siempre habrá una luz al final del túnel. Tengo escribiendo muchos años. Hay muchos poemas en mi haber. Escribí muchas cartas de amor (tal vez hubiesen formado una gran historia). Incluso escribí un cuento para niños ilustrado por mi, el cual se iba a publicar pero fue imposible (las razones ya no importan). Trato de que mis textos en este espacio estén acompañados de alguna fotografía, y si es mía mucho mejor. Es que las historias se forman en mi cabeza primero como imágenes, como una película, con sonidos, colores, incluso olores y sensaciones, y finalmente me dedico a buscar las palabras para poder plasmarla en el “papel”. Confieso que es la primera vez que muchas personas me leen, y lo mas importante, me dejan saber que piensan sobre lo que escribo. Las opiniones me enriquecen muchísimo, y por ello doy gracias a los que me leen. Además he vuelto a recobrar el impulso de escribir, pues también debo confesar que tenía mucho tiempo alejado de las palabras. Finalmente escribir es abrir una puerta para dejar ver nuestro interior, desnudarnos, ser libres; es un acto solitario pero con deseos de hacerse multitud, compartido; escribir es un acto de contrición, donde lavamos nuestras penas y nuestros pecados; es hacer publica una parte oculta de nosotros; es dejar salir nuestro lado mas miserable y nuestro lado mas humano; es hablar de amor y odio, vida y muerte. Es desdibujar la línea divisoria del sub y el inconsciente. Escribir es una maldición: después que empezaste, nunca más podrás parar. Escribir es hacerse inmortal.


Sigue haciendo un puto calor. Creo que me voy por una coca-cola con mucho hielo.
Imagen: Moebius, texto: Haldar F. Savery

15 comentarios:

Mario M. Relaño dijo...

Creo que nací con un lápiz entre los dedos de mi mano. Tengo mi primera novela guardada, escrita cuando apenas tenía 11 años (hoy la releo y no puedo dejar de reir).
Más tarde, me descubrí escribiendo para expresar todo aquello que no era capaz de decir. Me refugiaba en mis papeles. Eran mi tabla de salvación. Empecé con historias.... comenzaron mis poemas...
Hoy en día, el escribir se hace necesario para vivir. Hay veces, que no digo nada, pero ese conjunto de palabras me hace contar...
Tal vez no sé decirlo, quizás nadie me comprenda, pero necesito escribir.

No huyas de los finales felices. Haberlos hailos. Existen. Aunque después venga una bruja mala que intente destruirlo...

Hace calor. Mucho calor. Es verano. Quizás mi suerte sea el estar de vacaciones. Se sufre menos que cuando hay que trabajar, y sobretodo, si se rompe el aire acondicionado.

Un abrazo.

Monchis dijo...

Hola Haldar,

Yo soy partidario No. 1 de escribir.

Porque escribir y ser blogguers nos hace libres.

Además luego de algún tiempo se siente bien repasar lo escrito y ver como van cambiando nuestras percepciones con el paso del tiempo.

Saludos,

Edurne dijo...

Ayyyys, qué bien lo has contado... lo que nos pasa a muchos, a muchas...!
Escribir.
Leer.
Escribir y leer.
Yo también fui precoz y al igiual que todos ahora, al mirar hacia atrás muchas veces nos reímos de nuestras osadías. A mí se me ocurrió mandar un poemario al más preciado premio de poesía, al del Ateneo de Sevilla... jajajajaja! Tenía 18 años, y nunca supe nada de mis "poemas", ni siquiera me los devolvieron! Qué vergüenza pienso ahora, y no me queda otra que reír! Jajajajaja!
Pero escribir es vital para quienes lo hacemos. Yo no me considero ni escritora, ni poeta, ni cuentista ni ná de ná... me considero lo que soy: alguien que necesita expresarse mediante la escritura y... punto!
Y lo bueno es encontrar a quien comparta contigo, dejar que leean, leer a los otros...
Pues un abrazote, Haldar!

Édgard Fuentes dijo...

Amigo!!!

Quién pudíera plasmasmar tan bien como lo haces tú lo que nos ocurre, imaginamos, vivimos, recordamos, o queremos experimentar... Pero bueno, ya será para la otra vuelta?!, mientras tanto me sumerjo en tu narrativa, pero no logro identificar el calor del que hablas?!! ... Será que vivo en otra isla?--- Yo no le llamo calor.. Creo que es el mismo infierno!!... Un abrazote...

Tu Amigo

Édgard

Magia de mujer dijo...

También te leo...
Un abrazo desde tu Caracas amada!

Germanico dijo...

Muy buena confesión. Ojala logres publicar en papel aquel cuento con ilustraciones (aunque segun dicen el papel esta en retroceso).

Bueno, que disminuya el calor. Ojala.

Saludos

Sara M. dijo...

Ya sé lo deliciosamente bien que escribes. Me gustaría ver las ilustraciones de ese cuento. Seguro que están muy bien. Te confesaré que me encanta la ilustración sobretodo infantil.

Un besazo.

Christian dijo...

Hola Haldar!!

A diferencia tuya yo escribo poco. Es más, casi todo lo que tengo escrito es lo que está en el blog. Más aún, sólo escribo para el blog, y así fue que empecé a escribir. Antes no escribía nada.
Ahora que empecé te puedo decir que realmente lo necesito y que agradezco al blog que me sirva para ejercitar esa parte mía. Ahora que tengo el blog me doy cuenta de que uno a sus textos los quiere y los defiende, aún cuando los expone, los entrega y los abandona a un camino en que se trasladan desde uno hacia el otro, camino sujeto a aciertos y errores.
Es hermoso escribir!

Un beso

Chris

Fabio dijo...

Qué bueno que sea un post personal, relatado tipo crónica... en el que nos permtes conocer cómo sientes, qué te motiva, y muchas más cosas a través de las cuales nos llegas más intimamente.
Compartí eso de que a veces elijo los finales que no son tan felices... porque los hay, existen y me gusta matizar con ese plano de realidad, que a veces uno quiere sea diferente.
Laa temperatura elevada de esta noche crea un clima a la hora de la confesión... escribir puede significar muchas cosas, alguna vez me sentí con ganas de hacerlo, pero me siento más cómodo comentando... siempre me digo que hay otras personas que lo hacen mejor, y ese es tu caso... espero reflotes l proyecto del cuento infantil, y le puedas dar vida a ese sueño. Mientras escribas, y tengas quien te lea, seguro que de alguna manera dejas de morir.
Un beso y abrazo bien grandes
fa

Os-K-r dijo...

Escribir. Una manera básica de sacar fuera lo que remueve las entrañas y el estómago.

Un saludo!

Haldar dijo...

Mario: Ahora recuerdo que hace muchísimo tiempo, era apenas un mocoso de la escuela, escribí algo. No existían las compus personales ni nada eso, pura Remingston, jajajaja. Creo que fue una historia de un chico en la Segunda Guerra Mundial. Que fue de esos papeles? No lo se. En cuanto a lo que escribes, mira de seguro muchos de los que te leemos comprendemos muy bien lo que escribes, es mas, nos dejas ver quien eres… Los finales felices? Que son? Jajajajajaj, se que existen y no niego su existencia y no huyo de ellos, solo que sigo siendo un rebelde y me encanta ir en contra de la corriente. Besos

Monchis: Realmente escribir, es una liberación. Nunca me puesto a releer las cosas que escrito. Lo hago solo en el momento que las voy escribiendo, las leo y las releo mientras voy avanzando en la historia, y aun así se me escapan los errores. Pero me parece buen ejercicio ese volver a leer las cosas después de un tiempo. Abrazos

Edurne: jajajajajajaj, que risa lo del Ateneo de Sevilla, al menos debieron haberte devuelto tus poemas. Imagina que un día te los encuentres publicados por allí, jajajajajajajajajajaja. Yo tampoco me considero, como dices tu, ná de ná, simplemente escribo por necesidad del ser, aunque últimamente me anda dando vuelta en la cabeza las ganas de publicar algo, vamos a ver que pasa. Abrazos fuertes y besos.

Edgard: Gracias amigo por pasarte por acá y leerme. Y me alegra que mis palabras te puedan hacer experimentar todas esas cosas. De que calor hablas? Abrazos.

Magia: Que bueno verte por acá. Abrazos miles para ti y otros para Caracas.

Germanico: Bueno, ese cuento dudo que lo publique, no se donde está, pero espero poder publicar alguna otra cosa. No creo que el papel este de retroceso, no por los momentos y no en mucho tiempo. Realmente hay muchas nuevas tecnologías, pero aun no creo que reemplacen el uso del papel totalmente. Abrazos.

Sara M: Me alegra que te guste mi forma de escribir, también me gusta como escribes tu, y para evitar celos, jajajajajjaa, me gusta como escriben todos a los que leo. Confieso que me inspiran a seguir haciéndolo yo. Como a ti, me encantan las ilustraciones de los cuentos infantiles y también leerlos, de hecho, cada vez que puedo me compro alguno. Soy dibujante, aunque antes dibujaba más. Las ilustraciones de ese cuento estarán quien sabe donde, en caracas guardadas en alguna caja, lo mismo la historia que ilustran. Pero estoy pensando hacer algunas para la historia del Enmascarado Anónimo. Vamos a ver si me animo.



Christian: Realmente es hermoso escribir. Y hablando de confesiones, hacia mucho rato que no escribía hasta que abrí este blog. Me ha servido para mantener activa esa parte de mí que había abandonado. Y para seguir con las confesiones, me encanta que los demás me lean y mucho más saber que opinan acerca de lo que escribo. Eso nunca lo había experimentado hasta ahora, y gracias al blog. El blog también me ha permitido leer a otras personas y ver la cantidad de cosas extraordinarias que escriben (eso los incluye a ustedes, jeje) y los diferentes estilos en que lo hacen. Así que tu sigue escribiendo, que yo seguiré leyéndote. Un beso

Fabio: Confieso que no soy muy bueno hablando de mi (aunque creo haber colgado algo de mi acá hace unos meses atrás), prefiero contar historias, o escribir poemas, aunque a la final eso también deja ver mucho de uno. Me encanta leer tu post, creo te lo dije una vez, ya que me he enterado de muchas cosas que no sabia, además que lo haces de una manera maravillosa, y también que he pensado tomar alguno de tus temas para discutirlos en mis clases de español, también te había comentado eso (y después te contare como me va, jajajaj). Seria interesante leer algo tuyo… Abrazos y besos

Os-K-r: Exacto!, es como dar a luz un hijo! Algo que ha ido creciendo dentro de nosotros y que finalmente traemos al mundo. Saludotes!

SOMMER dijo...

Hace mucho calor y creo que escribes porque lo haces muy bien.
No dejes de hacerlo, independientemente de los finales.

Abrazos

numerocuatro dijo...

saludos!

Haldar dijo...

Sommer: el calor seguira, por lo menos aca en la "Isla del Fin del Mundo", y yo seguire escribiendo sin importar el final.

Numerocuatro: abrazos!

diariodeunamujersola dijo...

hola....haldar....gracias por tu coment...la verdad escribia cuando era una adolecente pero mi padre sus convicciones y mi inseguridad me alejaron de la idea de escribir....luego cuando me case quise retomarlo ya que solo sabia expresar mis sentimientos....mis monstruos,fantasias paranoias,por medio de letras y papeles,pero a el tambien le parecia absurdo e infantil...asi que fui dejando y dejando que los personajes se agolapan en mi mente....las palabras hacen cola en mi alma....y hasta hace poco no decidi...volver a convertir mis pensamientos en letras...y mis sentimientos en poemas...me encanta como transmites y como te dejas conocer....seguire leyendoote
besitos